Testimonios de pacientes.

Con el fin de explicar la utilidad del trabajo personal propio del Shiatsu Gestáltico y la Terapia Gestalt con otras palabras, he pedido a pacientes que expliquen para qué les han servido las sesiones recibidas.

Con su permiso expreso, publico aquí sus respuestas (sin poner sus nombres para preservar su intimidad):

 

J.E.

Lo que yo he entendido que es el shiatsu, es la conexión del cuerpo con las emociones, de que lo que pasa fuera, de que todas las acciones que pasan a mi alrededor, tienen una repercusión en mi cuerpo. Y creo que el Shiatsu busca trabajar esto, que sea consciente de cómo me afectan los imputs que recibo.

Me ha servido para ver que las cosas que pasan tienen efecto en mí. Al menos en mi cuerpo. No era consciente. Ahora me sirve para dedicar un espacio para mí dentro de mi día a día. Y además me sirve para ser más consciente de que me he de dar más espacios a mí mismo. Aunque no sean esto (sesiones de shiatsu).

El espacio (la consulta) me da un confort, una tranquilidad, saber que es como una burbuja, que no se me juzga, que puedo decir lo que quiera un poco, y que vengo a trabajar desde lo integral, mezclar las tres partes: la cabeza, las emociones y el cuerpo, y trabajarlo integralmente.

En resumen. Trabajar desde lo integral. Juntar estos tres planos que creo que son la base de todo.

 

 

M.T.

A mí el Shiatsu me ha servido para entrar en contacto con la parte más visceral e instintiva del cuerpo, conocer un poco su funcionamiento y ayudar a resolver dificultades estancadas tanto internas como externas, con una gran ayuda -la tuya-, amable, respectuosa y útil.

 

 

E. J.

Cuando llegué la primera vez a la consulta de Esteban, creo recordar que una de las primeras cosas que le dije fue;” No se si lo que te voy a explicar es real o no, no sé si me invento todo lo que me pasa”. Me sentía tan perdida y tan confusa que pensé que nunca llegaría a poder expresarme lo suficiente  como para que alguien me pudiera ayudar a desenredar esa madeja mental y emocional. Esteban no me pidió detalles, ni si quiera que le contara mi vida en los primeros momentos, me hizo darme cuenta que mi lenguaje corporal era el que podía hablar de mi realidad actual.  Como por arte de magia, él tiraba del hilo sesión tras sesión, comencé a reconectar conmigo misma a sentirme y a fabricar herramientas para ordenar y reconocerme. En alguna sesión el Shiatsu era un complemento increíble pues me ayudaba a canalizar energía, a desbloquear lo somatizado.

Fue un antes y un después en mi vida, desde entonces no paro de querer solucionar cualquier piedra que me encuentro en el camino y vuelvo a mi para encontrar soluciones.

Gracias de corazón Esteban Miñarro por tu saber hacer, por saber cazar mis pensamientos para mí mas locos y tirar tan bien del hilo.

Volveré cada vez que me lo pida el Alma.

Leave a Reply