ESTEBAN MIÑARRO

Tras licenciarme en Administración y Dirección de Empresas decidí dar un vuelco académico.

Empecé mi formación terapéutica estudiando un año de quiromasaje en ISMET.

Ahí descubrí el Shiatsu, técnica que integra el masaje y la concepción energética del ser humano. (Aunque anteriormente había realizado cursos de Reiki, técnica que he dejado al margen al no lograr integrarla).

Seguí mi formación en Shiatsu en la Escola de Shiatsu i Moviment de Barcelona (durante 3 años). Completé esta formación asistiendo a seminarios intensivos con Bill Palmer (creador del Shiatsu Movimiento), Paul Lundberg (especialista en Seiki) así como a un posgrado semestral con David Ventura (director de la Escola de Shiatsu i Movimient). Este periodo es para mí de gran valor por las herramientas que me dio para reconocerme físicamente y empezar a cuidarme. Digamos que hasta entonces era bastante bruto conmigo (ahora sigo siéndolo, pero menos).

Con posterioridad, por necesidad personal y sin saber mucho donde me metía, realicé la formación de Terapia Gestalt en la Escola Taller de Gestalt de Barcelona (4 años). Lo más significativo para mí en este periodo es que inicio mi entrada en el mundo de la emoción. A su vez, la formación en Gestalt me abre a una visión más global de las personas y a ir poniendo mayor foco en el cuidar.

Actualmente colaboro como profesor en la Escuela de Shiatsu Gestáltico en la formación de terapeutas de Shiatsu. A nivel social he colaborado con la Fundación Vicky Bernadet facilitando tratamiento a personas que han sufrido abusos sexuales en la infancia y en un proyecto terapéutico en la prisión de Can Brians a través de la asociación Teràpia a l’Abast.

Continúo mi formación estudiando Medicina China en la Escuela Li Ping de Acupuntura. Siempre interesado en los enfoques terapéuticos que contemplan una visión global de la persona.